Murillo sale a la calle para dialogar con otras artes a través de un amplio programa de artes escénicas

Tras el éxito de las primeras exposiciones de la efeméride, la programación se amplía en primavera con espectáculos de teatro, danza, música, mapping y visitas teatralizadas que recrearán el ambiente del barroco desde la contemporaneidad.

(02/05/2018) El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha presentado este miércoles en la Plaza del Cabildo la programación de Artes Escénicas de Año Murillo, una serie de espectáculos que lograrán esta primavera que el maestro emerja del lienzo y de la sala de museo para encontrarse con sus paisanos en diversos escenarios, varios de ellos al aire libre, y a través de diferentesdisciplinas como el teatro, la danza y los espectáculos audiovisuales.

Al acto, que ha contado con una escenificación a cargo de Arcadiantiqua de uno de los montajes de los que podrá disfrutar el público, han asistido también la directora de Cultura, Isabel Ojeda, la periodista y escritora Eva Díaz Pérez, comisaria de la actividad Tras las huellas de Murillo, Eva Carreño, coordinadora general de Año Murillo, y directores e intérpretes de las distintas compañías que participan en las actividades escénicas del cuarto centenario del maestro.

“Sentimos una gran satisfacción por la respuesta que está recibiendo la programación de Año Murillo. Más de 700.000 personas ya han visitado nuestras exposiciones y actividades. Tras el exitoso cierre de dos de las muestras más ambiciosas de Año Murillo, la de Bellas Artes y la del Espacio Santa Clara, continuamos con este nuevo apartado que no deja lugar al silencio y cuyo objetivo es divulgar más si cabe al maestro y lograr que se encuentre con los ciudadanos a través de las artes escénicas y, de nuevo, en espacios patrimoniales, como la Torre de Don Fadrique, el Hospital de la Caridad y el Antiquarium”, ha enumerado el delegado.

Muñoz ha recordado que un visitante puede en esta efeméride “ver una exposición al llegar a Sevilla, disfrutar un menú dedicado a Murillo al medio día, incorporarse a alguna de las actividades de teatro y danza que ahora se suman al programa y terminar el día disfrutando de una visita teatralizada en el Alcázar. Hemos querido que Sevilla huela a Murillo, que se note que esta ciudad está de fiesta y que reivindica en cada esquina a la figura de uno de sus hijos ilustres”. Por su parte, la directora de Cultura ha ampliado que el programa quiere “recuperar el ambiente del barroco desde la contemporaneidad”.

Eva Díaz Pérez, comisaria de actividades divulgativas de Año Murillo, ha recordado que el pintor es el gran cronista de su tiempo. “Sus cuadros son ventanas al siglo XVII y vamos a aprovechar la primavera para recorrer y recrear la Sevilla de ese siglo a través del teatro, la literatura y la música. Una de esas actividades, con la que arranca este bloque temático, se titula Tras las huellas de Murillo. Se trata de un espectáculo que recrea la Sevilla de Ultramar, que fue puerto y puerta del Nuevo Mundo y que en la época del pintor era aún el centro comercial y económico más importante del mundo. La actividad combina música, historia y literatura para evocar el ambiente de la ciudad en aquellos tiempos. Se celebrará los fines de semana de mayo y contará con actores y músicos que trasladarán al público la atmósfera y el paisaje urbano en enclaves tan emblemáticos de la ciudad como La Plaza de la Contratación, La Casa de la Moneda, La Plaza del Cabildo y el Hospital de la Caridad. Escucharemos textos de Cervantes y Lope de Vega. El Ayuntamiento ha colocado una serie de monolitos en cada uno de los espacios para que el público ubique donde se celebrará cada representación.

Entre el 30 de mayo y el 3 de junio podremos disfrutar de Gratia Plena, un espectáculo multidisciplinar que une textos clásicos y nuevos con música sacra y electrónica, transformando el imaginario plástico barroco desde una perspectiva contemporánea y desacralizada. Rafael R. Villalobos revisa el concepto de Auto Sacramental asumido como proto Gesamtkunswerk y se basa en un texto de Calderón de la Barca que explora la controversia inmaculista. El director propone así una confrontación imaginaria entre alegorías y personajes históricos que giran en torno a la concepción de María libre de toda mácula, cuya iconografía fue uno de los pilares de la obra de Murillo. El espectáculo se celebrará en el Antiguo Convento de Santa María de los Reyes.

Durante los meses de junio y julio podremos disfrutar de Los niños de Murillo, una actividad que conjuga arte en vivo, danza, luz, vídeo y patrimonio para dar a conocer a otro Murillo, el de los niños de la calle, los pilluelos harapientos y piojosos que se reparten un melón robado, juegan a los dados o comparten el almuerzo. De la mano de José María Roca y la Compañía Imperdible, veremos cómo cada noche cobra vida un universo mágico en la Torre Don Fadrique del Convento de Santa Clara.

Ya en septiembre darán comienzo las funciones de Los romances de las niñas de Murillo, una pieza teatral para todos los públicos sobre la vida del pintor que une música y guitarras del siglo XVII, poemas, cantes populares y la historia de los niños y niñas que jugaban en las plazoletas y callejuelas de la Sevilla de la época. La actividad, dirigida por Maite Lozano y Javier Ros, pretende mostrar al Murillo más cercano a la gente, el retratista de lo cotidiano. La obra de la Compañía Viento Sur Teatro se estrenará el 28 de septiembre en Antiquarium y se representará hasta el 9 de noviembre en distintos centros cívicos de Sevilla, como ha recordado Isabel Ojeda.

Además, las visitas nocturnas teatralizadas en el Real Alcázar seguirán celebrándose hasta finales de octubre. Con textos de Alfonso Zurro, este espectáculo dirigido por Juan Motilla e interpretado por la Compañía de Teatro Clásico de Sevilla conduce al visitante por los rincones más espectaculares del Alcázar a través de diversas historias relacionadas con Murillo. El público se traslada con los actores a 1633, 1729 y 1767 y recorre jardines y palacios, redescubriendo el Alcázar a través de una espectacular iluminación que juega con los elementos arquitectónicos y decorativos. Se trata de un montaje que aúna patrimonio, teatro y espectáculo audiovisual para homenajear al maestro en su cuarto centenario.

Acciones de Documento