Respira Sevilla

Plan contra el cambio climático y por una ciudad más habitable, saludable y en verde.

Qué es

La creación de nuevas áreas restringidas al uso del vehículo privado, que se realizará de forma progresiva y consensuada en las calles Betis y Pureza y en el Casco Antiguo, forma parte de una estrategia municipal más amplia de transición ecológica: el Pacto Verde o Green Deal.  

apertura respira sevilla.png

Así lo contempla el Plan Estratégico Sevilla 2030

El Plan Respira y, por extensión, el Pacto Verde o Green Deal desarrolla el Objetivo 3 del Plan Estratégico Sevilla 2030: ‘Crear una ciudad sostenible, que mitiga y se adapta al cambio climático’. Este objetivo se concreta en cinco estrategias: 

  • 3.1. Descarbonización de la ciudad.
  • 3.2. Sevilla como territorio del urbanismo y la arquitectura bioclimática.
  • 3.3. Nueva gestión compartida de los espacios verdes.
  • 3.4. Desarrollo de la movilidad urbana sostenible.
  • 3.5. Gestión sostenible de los recursos y economía circular.

Copia de Sin título.png

Y así se compatibiliza con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La iniciativa, a su vez, implementa a nivel local los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, base también del Plan Estratégico Sevilla 2030. En concreto, el Plan Respira y el Pacto Verde o Green Deal contribuyen a desarrollar en Sevilla los siguientes ODS (con especial incidencia en el 13):

  • Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
  • Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.
  • Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
  • Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Los objetivos del Plan Respira

Se trata de generar nuevas áreas libres de vehículos privados para hacer una ciudad más habitable y sostenible, reduciendo así las emisiones de CO2 y otras partículas contaminantes a la atmósfera y contribuyendo tanto a la lucha contra el cambio climático –dentro de los compromisos internacionales asumidos por la ciudad de Sevilla, entre ellos el Pacto de Alcaldes de París, la Declaración de Sevilla de la ONU para implementar a nivel local los ODS y la Declaración de Sevilla por la economía circular– como a la propia salud de las personas.   

El desarrollo de la Declaración de Emergencia Climática de Sevilla, el PACES y el Plan Director de la Bici

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó el pasado julio la Declaración de Emergencia Climática de Sevilla, de forma que el Plan Respira supone un desarrollo del mismo, así como del contenido del Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenibles de Sevilla (PACES) y del Plan Director de la Bici. 

Las experiencias previas

La experiencia previa en la ciudad de restricción de la circulación privada, entre ellas la Avenida de la Constitución y tramos de las calles San Jacinto y Asunción, así como las micropeatonalizaciones de distintas plazas y calles –mercados de abastos de Los Remedios y San Gonzalo, proyecto ahora en ejecución para crear el eje peatonal Baños-Gavidia y, de ahí y en proyecto, hacia la Plaza Concordia-Plaza de la Encarnación–, además de implicar la recuperación social de espacios urbanos para el peatón y la convivencia vecinal, los revitalizan desde el punto de vista económico y comercial al eliminar la congestión del tráfico.      

Una apuesta reforzada por el transporte público

El Plan Respira implica, asimismo, reforzar el transporte público (autobuses urbanos, Metrocentro, carriles reservados al transporte públicos) en las nuevas zonas de restricción al vehículo privado y su conexión con los barrios, como se hizo con el Metrocentro cuando se peatonalizó la Avenida de la Constitución, así como la movilidad en bicicleta y eléctrica.

Medidas complementarias

El Pacto Verde conlleva, además del Plan Respira, otra serie de iniciativas como la ampliación geográfica de las llamadas Zonas 30 (limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora). En este sentido, ya el Casco Antiguo está declarado Zona 30 (prioridad del peatón y la bicicleta sobre los vehículos) y Zona 20 (prioridad absoluta del peatón). Junto con estas limitaciones, se plantea la creación de más pulmones verdes en la ciudad de Sevilla –parques y jardines, como el reciente del Parque de Magallanes o la recuperación del Parque de Torreblanca, así como el periurbano de Tablada–.