La relación entre la negociación eficaz y el éxito en el emprendimiento

    La habilidad de negociación pertenece a esas habilidades blandas o soft skills a las que tanto se refieren diferentes expertos como claves para el éxito profesional. En el ámbito específico del emprendimiento es una capacidad esencial que se emplea de una u otra forma en todos los procesos.

    De forma general, la negociación eficaz ayuda a las personas emprendedoras y empresarias a aprovechar todas las oportunidades, haciendo de las interacciones con otras personas, entidades, inversores o partners un éxito en cuanto a intereses comunes. La negociación se da a nivel interno (entre los trabajadores y equipos, departamentos del negocio…) y a nivel externo (proveedores, clientes, socios, inversores…).

    Las personas con habilidad negociadora o que quieran desarrollarla han de ser: entusiastas, para abordar la negociación con ganas; honestas, para asegurar la sinceridad y la transparencia entre las partes; pacientes, para respetar los ritmos de cada situación/persona y no precipitarse; firmes, para mostrar una postura sólida y robusta aunque también se sea flexible, confiadas, para rebatir con seguridad y calma los argumentos de la otra parte; empáticas, para poner ponerse en el lugar del otro y comprender sus barreras y motivaciones; sociables, para saber crear un ambiente amigable en la negociación y conectar con la otra persona; y profesional, para transmitir rigurosidad y credibilidad en su campo.

    Algunos talleres gratuitos de #SevillaEmprendedora que ayudan a desarrollar competencias para la negociación eficaz son los del área sobre marketing, el área sobre habilidades personales, y el área de gestión empresarial.

    A estos rasgos propios del perfil de las personas con habilidad para negociar eficazmente, es importante poner en práctica la escucha activa, saber preguntar, ser resolutivo, tener conocimiento sobre la materia que se trata en la negociación, saber observar, ser persuasivo sin caer en ser intrusivo, y ser creativo para resultar atractivo en nuestras propuestas.

    Después de enumerar estas claves para saber por qué camino mejorar esta habilidad, abordamos las principales fases de una negociación:

    1. Preparar. Se prepara todo lo referente a la negociación como los límites, objetivos, opción ideal y opciones satisfactorias, asuntos a tratar… Permite ser flexibles, a la vez de firmes en nuestros conocimientos.
    2. Discutir. Se intercambia con la otra parte los argumentos e información a tratar en la negociación. Se discute, se exploran opciones, y es cuando se forja una relación de confianza.
    3. Proponer. Se intenta lograr el objetivo de la negociación y se cierra la negociación.

    Puede consultar las próximas fechas de los talleres #SevillaEmprendedora, en formato online y presencial y totalmente gratuitos, sobre esta y otras habilidades y conocimientos aquí: https://www.sevilla.org/servicios/economia/recursos-empresariales-empresas-emprendimiento/oferta-formativa/itinerario-formativo