Historia del Laboratorio Municipal

 

encabezadoLaboratorio Municipal de Sevilla - Más de 100 años al servicio de la Salud Pública en Sevilla.


Ya en el siglo XIX, la ciudad de Sevilla estaba entre las ciudades aspirantes a contar con un laboratorio municipal para cumplir la normativa sobre laboratorios municipales, y donde llevar a cabo las funciones relacionadas con la higiene y salubridad públicas: erradicar las irregularidades, falsificaciones y adulteraciones detectadas en los productos alimenticios de mayor consumo. Debido al incremento de la población se detectaron las primeras estafas y adulteraciones alimentarias, como el aguado de la leche, la presencia de polvo de ladrillo en pimentones, etc.

El Laboratorio Municipal de Sevilla se crea en el año 1883, y desde entonces hasta ahora, ha sido un instrumento discreto, pero clave en la lucha por una Sevilla más saludable.

El análisis de aguas y alimentos, la lucha contra plagas en la ciudad como ratas e insectos, el control de animales de compañía, la recogida de animales heridos o la lucha contra la rabia, han sido tareas que ha venido desarrollando el Laboratorio, adaptándose a las necesidades sanitarias de cada momento. 

En 1912, el Laboratorio se instala en el edificio de Avda. María Auxiliadora, donde aún continúa parte del servicio. Posteriormente, se construyen en la Crta. de Alcalá las dependencias del Centro Municipal Zoosanitario “Ignacio Vázquez Muñoz“, para albergar la Sección de Higiene Pública, donde desempeñan las funciones de sus dos negociados: Zoonosis (Protección Animal) y Desinfección, Desinsectación y Desratización, también llamado D.D.D. (Control de Plagas).

Actualmente, el servicio del Laboratorio intenta enfrentarse hoy en día, dentro de su ámbito de competencias, a los problemas sanitarios que presenta una ciudad como Sevilla. Para ello, se estructura en una serie de secciones que trabajan con la idea clara de que la salud individual no será posible si no existe una salud comunitaria.

 

fachada restaurada laboratorio municipal antiguo laboratorio de microbiologia

 

Existen dos momentos clave que impulsaron la actividad del Laboratorio y marcaron lo que es hoy día. Por un lado, la Exposición Universal de 1992 en la que el LMS se hizo cargo del control de todos los alimentos que se consumieron durante la celebración del evento. Por otro lado, en 1999 tuvo lugar en Sevilla el Mundial de Atletismo, para el cual el Ayto. de Sevilla le confió de nuevo estos servicios al Laboratorio.

 


Enlace inicio