Presentación

Al día siguiente de que se apagaran las luces con las que la Bienal había iluminado Sevilla en 2018, el Duende, ése ser misterioso que, en la tierra de lo jondo agita el sentimiento y fabrica los sueños, comenzó a barrer el gran salón de la Fiesta y a imaginar los colores de la que habría de venir: los de ésta que ahora comienza.

Despuntó hace unos días en el estampido del cañón que dispararon Lita Cabellut, Rocío Molina y Juana la del Pipa en la vieja Fábrica de Artillería, la misma donde se fundió el Giraldillo que corona la Giralda y es el laurel de los triunfadores en la apoteosis Bienal del Flamenco. A partir  de ahí, seguirá encendiendo luminarias con la cadencia acompasada del sol hasta el día 4 de septiembre de 2020 en el que la Sevilla flamenca y los flamencos de los siete mares se echarán a la calle para bailar a compás la danza ritual -flashmob en el lenguaje universal de nuestro tiempo- con el que se abrirá el Tiempo Nuevo de la XXI edición.

En el peregrinaje hasta esa frontera de tierra prometida este espacio en Internet será un camino muevo que, desde Triana -corazón flamenco de Sevilla-  hasta las ciudades y territorios de las más dispares longitudes y latitudes del planeta, irán abriendo todos cuantos sientan el rumor de las alas del Duende llamando a  congregarse en aquella Marcha hacia el Sur que soñaran nuestros poetas de hace un siglo y realizan hoy los cientos (quizás miles) de artistas protagonistas y partícipes de los innumerables espectáculos.

Aquí, en este página mensajera universal de buenas nuevas cabe todo lo que aúne voluntades y encauce sentimientos de la paz universal que el flamenco, concebido en el vientre fecundo de una Andalucía milenaria y parido en el pesebre de  los estratos humildes, fue predicando desde su nacimiento.

Este soporte quiere ser el nexo necesario entre lo viejo y lo nuevo, entre la conservación y la innovación. Quiere echar, aquí y ahora, el nudo que una ayer el ayer y el mañana para encender -de nuevo- una nueva Bienal de Flamenco, la de la XXI edición que, con el alma de su cañón en Sevilla, encienda el mundo.      

 

Antonio Zoido

Director de la XXI Bienal de Flamenco