Antecedentes

 

En el año 2015,se produjo la caída de una rama sobre dos personas que provocó graves heridas a ambas personas. A raíz de esa caída se realizó un diagnóstico de todo el arbolado de la ciudad como paso previo para la elaboración de un Plan de Gestión del Arbolado Urbano de la ciudad que tiene como principal objetivo mejorar la conservación, ampliar el número de ejemplares y poner en valor el arbolado desde el punto de vista paisajístico, ecológico y de la salubridad.

Los datos reflejaban entonces que el mal estado del arbolado había provocado una media de 1.000 incidencias en la vía pública a partir del año 2013, algunas con heridos y otras con daños materiales

Las conclusiones de este estudio sobre un total de 200.000 árboles en la ciudad, entre viario público y parques, se presentaron y expusieron públicamente. Se estableció una categoría del arbolado con cuatro niveles en función del riesgo y de las posibilidades de recuperación de los ejemplares:

 

Análisis Nivel Catalogación Invervención

Ejemplares que no manifiestan defectos de forma destacables ni anomalías reseñables con un análisis visual

 

1 BAJO No se interviene en el ejemplar

Las análisis revelan defectos de forma leves y pequeñas anomalías estructurales

 

2 MEDIO Observaciones periódicas

Las evaluaciones revelan defectos de forma y/o estructurales significativos. El riesgo estático de estos ejemplares es bastante alto

 

3 ALTO Tiene ramas o parte de copa para eliminar mediante poda, pero no apeamos el ejemplar
Árboles con defectos estructurales y/o morfológicos graves o muy graves. Suponen un riesgo estático bastante elevado 4 SEVERO Sustitución a corto o medio plazo

 

 

Dentro del nivel 4 se fijaron un total de 2.500 árboles que por distintos motivos no se podían recuperar y suponían un riesgo para la población (un 1% del total del arbolado de la ciudad). El resto de ejemplares requieren de un seguimiento y un tratamiento para evitar que lleguen a esa situación de nivel 4, objetivo que se ha tratado de conseguir en la medida de las posibilidades durante este año.

Así se comunicó y se difundió en la página web donde se puede encontrar el enlace de las conclusiones de este estudio:

 

Los motivos por los que este arbolado llegó a esta situación en 2015 son variados:

  1. Selección inadecuada de especies
  2. Mala calidad de la planta utilizada procedente de vivero sin cumplir estándares mínimos
  3. Malas condiciones de plantación
  4. Falta de adopción de las medidas necesarias que garanticen un desarrollo radicular mínimo del árbol que es a veces invadido por servicios y tendidos subterráneos
  5. Inadecuada organización en los medios económicos y materiales durante mucho tiempo con incidencia en las podas o la conservación.

En 2015 se plantearon una batería de medidas con el objetivo de afrontar esta realidad del arbolado que se hicieron públicas:

  • Actuación de emergencia con objeto de intervenir en el arbolado de mayor riesgo, situado en las zonas de conservación con medios propios municipales, y orden en el mismo sentido a las empresas contratadas para la conservación de los distintos sectores de la ciudad

Esta medida se ha ido ejecutando de forma progresiva siguiendo los criterios establecidos en la ordenanza municipal que establece que: “Las talas y abatimientos de árboles de carácter público en el municipio de Sevilla llevadas a cabo por el Servicio de Parques y Jardines, de conformidad con el Acuerdo del Excmo. Ayuntamiento Pleno de fecha 15 de diciembre de 2005, salvo en los supuestos de inminente peligro para la seguridad vial o peatonal, requerirá una disposición motivada con carácter individualizado, que acredite la inviabilidad de cualquier otra alternativa. Este criterio se ha venido siguiendo rigurosamente durante estos tres años de mandato.

Las fichas se difunden todas a través de la página web y son previas a los apeos salvo que se considere que existe un “peligro inminente para la seguridad vial o peatonal” en cuyo caso se pueden difundir a posteriori.

Este es el enlace de la web en la que se incluye esta documentación.

Los apeos se han realizado de forma progresiva y el objetivo era culminarlos en este mandato. No obstante, la gran cantidad de incidentes sobre el arbolado detectados en el verano de 2017 por efecto del calor ha obligado a acelerar los trabajos este verano (también con el objetivo de que las zonas en las que ahora se actúe puedan incorporarse al plan de plantación de este año).

De hecho, las incidencias han sido frecuentes en muchas de las áreas en las que ahora se está interviniendo.

Dos ejemplos:

PUMAREJO

  • Los árboles del Pumarejo apeados han provocado dos accidentes por caídas de rama entre los meses de mayo y junio.
    • 4 de mayo de 2018. 15.23 horas. Bomberos intervienen en la Plaza del Pumarejo por rama colgando a punto de caer sobre los veladores. Se detecta que han caído varias ramas a la vez de un mismo árbol.
    • 14 de junio de 2018: 00.05 horas. Una rama de siete metros cae sobre una de las mesas del bar. Una persona resulta herida.

AVENIDA DE CÁDIZ

  • Los árboles sobre los que se interviene en la Avenida de Cádiz:
  • Se han producido al menos 11 incidencias en los últimos años con intervención de Bomberos por caídas de ramas o árboles provocando incidentes de gravedad en esta calle.

 

  • Constitución de una mesa ciudadana

Se conforma la mesa ciudadana en el año 2016 con representantes de distintas entidades y expertos. Es un formato abierto. En estos dos años se ha reunido al menos en cuatro ocasiones formalmente. En el acta de la reunión de marzo de 2017 consta informe del director general de Medio ambiente en relación con las intervenciones en el arbolado de riesgo de acuerdo con el Plan de Gestión del arbolado presentado públicamente. Como en todas las sesiones hay turnos de preguntas y peticiones de información. En la convocatoria de octubre de 2017 se incorpora como punto 3 del orden del día: “Apeos, podas y replantaciones”. Como en todas las sesiones hay turnos de preguntas y peticiones de información. La presidencia de la Mesa se delegó en una persona acordada por todos los integrantes que es quien desde entonces coordina los trabajos y las reuniones.

  • Replantaciones

Replantación de los alcorques vacíos en la medida en que se supere la problemática de conflicto con infraestructuras, servicios, desplazamiento de pavimentos e infraestructuras como consecuencia de plantaciones inadecuadas.

Se han superado ya las 2.500 plantaciones. En la última campaña anunciada públicamente se plantaron más de 1.100 ejemplares con al menos un acto ciudadano por distrito.

Todos están difundidos en esta web.

Para la próxima campaña se está trabajando sobre 5.000 árboles. De hecho, parte de los apeos se están realizando ahora para tener margen para preparar los alcorques para la próxima campaña de plantación. Se está trabajando ya tanto en la selección de las nuevas especies como en los criterios de plantación de acuerdo en coordinación con distintos servicios municipales.

  • Diseño de un nuevo contrato que amplíe los recursos destinados a arbolado viario y a conservación.

Este contrato se licitó en 2016 pero se firma en marzo de 2018 y desde entonces entra en vigor.

El nuevo modelo cuenta con un presupuesto total de 54,2 millones de euros y contará con una plantilla de entre 340 y 350 personas. El nuevo modelo divide los contratos por un lado en dos grandes para la conservación y el mantenimiento de los 115.000 árboles ubicados en la vía pública para lo que dispondrán de 21 cuadrillas con 77 operarios.

Por un lado, hay seis contratos de parques y zonas verdes de la ciudad que conservarán 5,4 millones de metros cuadrados; y por último hay dos contratos que gestionarán los 1,3 millones de metros cuadrados jardines y espacios de la vía públicas de los barrios.

Acciones de Documento